miércoles, 1 de agosto de 2012

Naúfragos

Exposición Edwar Hopper en el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid  
Set de rodaje donde se recrea el cuadro Sol de la mañana en la magnífica Exposición de Edwar Hopper en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Julio 2012. Exceptuando su obra maestra Nighthawks (1942) se puede contemplar practicamente toda su obra más representativa.

A veces, los árboles de lo urgente no nos permiten ver el bosque de lo importante. El mundo que hemos conocido tras la Gran Depresión, los totalitarismos europeos y la Segunda Guerra Mundial se derrumba, aunque en realidad comenzó a caer junto con el muro de Berlín. Un mundo basado en el crecimiento sin fin, la depredación ilimitada de los recursos, la fé inquebrantable en el avance científico y el expolio del tercer mundo. Una sociedad deshumanizada y alienante, que se alimenta del individualismo más feroz e insolidario, que solo ofrece el desasosiego que produce la profunda soledad  y que en realidad ha servido para crear legiones de náufragos perdidos en el sueño capitalista, al hombre sin atributos humanos, el ciudadano sin sueños, el ser humano sin horizontes, condenado al tedio infinito o al entretenimiento infantil. Así aparecen los personajes en los cuadros del pintor norteamericano Edwar Hopper, impersonales y desnudos a solas con su soledad. 
Cuentan que la primera vez que unos exploradores subieron con un pigmeo a una colina, éste acostumbrado a la visión en corto requerida en la selva, confundió una manada de elefantes con un enjambre de moscas. De la misma manera, sumidos como estamos en la perplejidad del momento, podemos perder la perspectiva de los acontecimientos. Tendemos a querer retrotraer la situación a los tiempos anteriores a ésta maldita crisis. Me temo que no será posible. Entre otras cosas porque ese mundo es absolutamente insostenible. Los pilares sobre los que se construyó tienen irremediables fallas estructurales: el acceso legítimo de cada vez más capas de población de los paises emergentes a los estandares de vida occidentales hacen imposible un sistema en donde la idea de progreso esté ligada al crecimiento infinito dentro de un sistema finito, harían falta varios planetas para ello. Los recursos se agotan y el avance ciéntifico y tecnológico ya no encuentra soluciones a tiempo para los tremendos problemas que se ciernen sobre el planeta. Los modelos tradicionales de relaciones laborales, económicas, sociales, familiares, afectivos y sentimentales están mutando o han mutado ya. Hay una economía virtual, cada vez más dotada de poder e influencia en nuestras vidas, que no se asienta sobre las bases reales de la economía, sino el la codicia y la ambición, el dinero como mercancia. Se producirán graves tensiones entre gran parte de los que no quieren perder su parte del pastel  y cada vez más amplias capas de la población que ven como se les niegan los accesos a los servicios esenciales básicos y a la igualdad de oportunidades. Probablemente se degradará la propia idea de democracia, eso si no tiende a desaparecer directamente. Se tratará de montar la realidad para enmarcárnosla a conveniencia como en la foto de arriba.
No tengo soluciones y sinceramente no soy nada optimista. En mi escepticismo, el único camino posible que se me ocurre es aquel en el que el individuo de paso a la persona, se produzca una toma de conciencia global, que no tiene por que implicar necesariamente la renuncia las identidades locales, y se recupere el sentido comunitario, de pertenencia a un todo llamado Tierra. Lo que por otra parte es lo que subyace en lo más íntimo de la condición humana y lo que nos hizo triunfar como especie. 


2 comentarios:

Ripley 3 de agosto de 2012, 13:41  

bueno bueno. a ver yo como liberal no puedo distraer la idea de "individualidad" pero eso no es "despersonalizar" al ciudadano sino todo lo contrario, es darle conocimientos con los que lograr mediante el estudio y el esfuerzo una perspectiva unica, diferente a la de al lado y no por ello mejor ni peor.

lo comunitario no deja de ser una quimera que ya ha demostrado en la historia de lo que son capaces.

el planeta es finito sí pero mezclas muchas cosas, los avances tecnologicos con la infantillidad elegida de los paises libres y la forzada en la que viven como en corea del sur.

yo tampoco tengo la solucion lo unico que sé es que estamos viviendo un cataclismo que no arreglaran los mismos que lo han provocado. esto es muy gordo.

un abrazo

Anónimo 23 de agosto de 2012, 13:25  

Estimado Kiko:

Nada es mejor que antes ni peor. Cada epoca de la historia forja sus propias cadenas. Quizas gran parte de las cosas que creemos que necesitamos ni siquiera son importantes. Encuentro que esta crisis es una oportunidad que tenemos para vivir de manera mas autentica y con mas sentido, tanto individual como colectivamente. Nadie arreglara la historia pero cada uno de nosotros seremos protagonistas de una parcela de ella. En la medida que nos toca, debemos vivir con alegria. La vida es una decima de segundo en el tiempo infinito del Universo, por que adelantar entonces la sombra? un abrazo, Guadalupe


Puedes votarme si lo deseas

Photoblog Awards

Comentarios recientes

Buscar en este blog

Archivo

días online
entradas
comentarios

Visitas


Etiquetas

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008 - Modificada por kiko esperilla 2010| Free Blogger Templates

Back to TOP