jueves, 7 de junio de 2012

Helianto, la flor que se enamoró del sol

helianto  
Clitia, era una bella ninfa de agua, hija del rey Órcamo y de Tetis, diosa del mar. Se enamoró perdidamente de Helios a quien seguía en secreto todos los días desde que salía de su palacio por las mañanas hasta que llegaba al oeste por la tarde. Helios sedujo a Leucótoe, hermana de Clitia y esta celosa se lo contó a su padre. Órcamo furioso encerró a Leucótoe en una cueva hasta su muerte. Al enterarse Helios de la traición, despreció a Clitia, la cual consumió su vida viendo pasar a Helios, hasta que los dioses apiadados por su amor, la transformaron en helianto, helitropo o girasol.

6 comentarios:

joaquín 7 de junio de 2012, 9:10  

Al igual que Clitia de Helios, así me he quedado viendo tu foto. A ver en qué me transforman los dioses

Ángel 7 de junio de 2012, 9:28  

Me alegra volver a pasar por tu blog, ver tus girasoles mitológicos y esta explosión de amarillos.
Espero que todo bien.
Un abrazo Kiko

Antonio Urdiales Camacho 7 de junio de 2012, 9:33  

Sensacionales imágenes, todo un regalo para la vista y el espíritu.

Un saludo

stella 7 de junio de 2012, 12:42  

I watch her and the moment of the day better and better.

privilege it is to see

Sergio DS 7 de junio de 2012, 16:16  

Se la observa majestuosa, poderosa, única... impresionante.

Paco 8 de junio de 2012, 7:27  

Y tanto, que lo muestra con una agradable sonrisa "amarilla"

saludos


Puedes votarme si lo deseas

Photoblog Awards

Comentarios recientes

Buscar en este blog

Archivo

días online
entradas
comentarios

Visitas


Etiquetas

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008 - Modificada por kiko esperilla 2010| Free Blogger Templates

Back to TOP