jueves, 16 de abril de 2009

El fin de Parzival

Sanglas

La foto está tomada en un lugar fascinante Los Barruecos, donde se encuentra el museo Vostell de Malpartida de Cáceres y la verdad es que no fue fácil tomarla. En este museo, como en casi todos, no se pueden hacer fotografias, ni con flahs ni sin flahs, ni con trípode ni sin el. Está prohíbido y punto. Mi cámara a 400 ISO ya mete más ruido que un grupo de punkis. Hay varios vigilantes merodeando por allí y yo contemplando esta obra, ¿como resistirse?. Me camuflo de visitante intelectual con el catálogo en la mano y me voy lentamente detrás de una columna. Rapidamente enciendo la cámara, encuadro, contengo la respiración y disparo "a pulso como un campeón" que diría el amigo Ripley y salgo caminando elegantemente por el otro lado. En vista del éxito repetí el proceso varias veces, hasta que casi entro en apnea.

4 comentarios:

Ripley 17 de abril de 2009, 16:36  

amigo mio, acabas de describir con pelos y señales mi modus operandi cada vez que entro a un museo camara en mano. entiendo que no te pudieras resistir a fotografiar las motos.

MGA 17 de abril de 2009, 23:24  

Me recuerda a mí haciendo fotos en la capilla sixtina... pero por que no se podrá hacer fotos...
una composición magnifica para tu fotografía... Felicidades...

Pizarro 18 de abril de 2009, 6:49  

Antiguedades

Tono 18 de abril de 2009, 13:26  

Muy buena.


Puedes votarme si lo deseas

Photoblog Awards

Comentarios recientes

Buscar en este blog

Archivo

días online
entradas
comentarios

Visitas


Etiquetas

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008 - Modificada por kiko esperilla 2010| Free Blogger Templates

Back to TOP