martes, 6 de abril de 2010

La Esfinge

La esfinge


Cuenta la leyenda que en una colina situada en la ciudad de Tebas había una esfinge que planteaba un enigma a todos los caminantes que pasaban por allí.
Para quienes no contestaran correctamente a la pregunta, el castigo era ser devorados por la Esfinge.
El premio para quien adivinara la solución era la mano de la reina de Tebas y el trono de la ciudad.
La esfinge fue devorando, caminante tras caminante, a todos los que se atrevían a pasar por allí.
Hasta que cierto día llegó hasta el lugar un tal Edipo (el del complejo de idem), huyendo de su trágico destino como solo los griegos sabían hacer. Como siempre, la Esfinge le planteó el enigma cantando:
"¿Cuál es el ser, que camina a cuatro patas al alba, con dos al mediodía y con tres al atardecer? ¿Qué cosa es?"
Edipo que había recibido la solución en sueños contestó:
"Escucha, aun cuando no quieras, Musa de mal agüero de los muertos, mi voz que es el fin de tu locura. Te has referido al hombre, que cuando se arrastra por tierra al principio, nace del vientre de la madre como indefenso cuadrúpedo y al ser viejo, apoya su bastón como un tercer pie, cargando el cuello doblado por la vejez."
Bien, respondió la Esfinge, pero contesta este otro acertijo si puedes:
"Son dos hermanos, una de las cuales engendra al otro y este a su vez, es engendrado por la primera."
Edipo, para su desgracia, respondió:
"La noche y el día son."
Al escuchar la respuesta, la Esfinge se olvidó de su hieratismo y perdiendo los papeles se lanzó al vacio desde la Acrópolis de Tebas en busca de la muerte. Edipo se casó con Yocasta, reina de Tebas. Maldita la hora, se cumplió su destino. Le fue horrorosamente mal en su matrimonio, normal, tratándose de su madre, pero esa es otra historia que Sófocles cuenta bastante mejor que yo.

8 comentarios:

chenfy 6 de abril de 2010, 20:16  

un buen primer plano del mastin y un buen procesado
salu2

Japy 6 de abril de 2010, 22:36  

La foto preciosa. La leyenda como todas las de la mitología griega muy interesante. Saludos.

Mª Angeles y Jose 6 de abril de 2010, 23:24  

la historia muy buena...el perro esta precioso, que bien se pota.

Besos

Montse 7 de abril de 2010, 0:40  

Una buena historia, y este mastin leones, es precioso, tiene carita de bonachon,.

CARLOS 7 de abril de 2010, 8:11  

joer macho tu perro ha clavado la pose..esta genial...
salu2

Juan Carlos 7 de abril de 2010, 10:06  

Bueno... espero que hoy me dé tiempo a comentar... que ayer vi la foto, leí el texto y al ir a comentar me dijo que no me dejaba jajajajaja. Vamos que quitaste la entrada a la velocidad del rayo.

Me gusta la sensación que produce la foto por el gran angular, como las patas parece que se hacen eternas. Sí, podríamos sustituirlo por la esfinge de las pirámides y no se notaría mucho la diferencia.

Un abrazo.

Ángel 7 de abril de 2010, 11:08  

La comparación no podía ser mejor y la pose del can, altiva, merece el título.
Un abrazo
P.D. ¿donde te metes?

filo 7 de abril de 2010, 11:13  

hola Kiko, qué bien has hilado la imagen-esfinge del perro con la maravillosa historia de la mitología griega del monstruo y su enigmA;
asombra la figura pétrea del animal.


saludos


Puedes votarme si lo deseas

Photoblog Awards

Comentarios recientes

Buscar en este blog

Archivo

días online
entradas
comentarios

Visitas


Etiquetas

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008 - Modificada por kiko esperilla 2010| Free Blogger Templates

Back to TOP