martes, 15 de diciembre de 2009

Tiempo de olivos III - Las lagrimas del olivo


Pan vino y aceite, no parece mala combinación si consideramos que sobre ella se ha construido lo que hoy llamamos cultura mediterránea, base de nuestra civilización. Sin embargo si hay un totem sobre el que se ha edificado esa cultura a través de varios miles de años ese es el olivo. El olivo es mucho más que un árbol que da frutos apetitosos y del que se extre el aceite, es el árbol sagrado regalado por los dioses. De su madera se hacían los cetros de los reyes, con sus hojas se coronaban los hombres ilustres y los vencedores de las Olimpiadas, su rama simbolizaba y sigue simbolizando la paz, su madera calentaba los inviernos, su fruto aderezado sirve de apetitoso y energético alimento y su zumo... Probablente el hombre no ha encontrado en la naturaleza ninguna otra substancia como el aceite de oliva. Delicioso alimento en crudo (ensaladas, mahonesa, gazpacho, tostadas), excelente para cocinar (¡hay! el pescaito frito), conservante insuperable (conservas, orzas), cosmético para el cuidado y embellecimiento del cuerpo y el cabello, poderosa medicina, revitalizante, ungüento, bálsamo y combustible para alumbrar la noche. Judios y cristianos siguen administrando los santos óleos o crisma. Por cierto Cristo literálmente significa eso, el ungido, es decir el untado con aceite.

8 comentarios:

Pablo Marín 15 de diciembre de 2009, 16:52  

Hola Kiko, magnífico el texto, pero la foto... ¡¡¡ que foto !!!

Enhorabuena de nuevo, te superas.

Un abrazo

Juan Carlos 15 de diciembre de 2009, 17:21  

Me está encantado la serie de los olivos en la niebla pero esta ya me parece superior. Te han quedado las aceitunas con una definición perfecta.

Y como dice Pablo el texto también es estupendo.

Un abrazo.

Mª Angeles y Jose 15 de diciembre de 2009, 20:37  

Magnifica!

Aqui estoy un rato mirandola y me tiene imnotizada, no me canso de mirar....un foton.

Besos

TCR63 16 de diciembre de 2009, 0:01  

Wapa, wapa, wapa... ar rico aceite castuoo,,
estupendo kiko
salud y ar turrón

Ángel Corrochano 16 de diciembre de 2009, 0:14  

Parecen que lloran por tantos sinsabores que les hacemos pasar.
Una maravilla Kiko.
Un abrazo

Caçador 16 de diciembre de 2009, 2:02  

As azeitonas (olivas) choram já as torturas porque vão passar depois...
Destinos!

Abrazo compadre.

calata 16 de diciembre de 2009, 10:25  

la foto muy bonita, el desenfoque perfecto.

Quiero recordar que los cartagineses se untaban de aceite para la batalla, quizás para ser más esquivos, jajaja, saludos

ricardo emilio bianco 21 de diciembre de 2009, 11:02  

espectacular!!!


Puedes votarme si lo deseas

Photoblog Awards

Comentarios recientes

Buscar en este blog

Archivo

días online
entradas
comentarios

Visitas


Etiquetas

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008 - Modificada por kiko esperilla 2010| Free Blogger Templates

Back to TOP